La contención que no pienso aguantar

De un tiempo a esta parte La Contención me supone un problema. Hasta ahora la veía de lejos, la observaba, y miraba para otro lado. Haciendo así como si no existía.

De unos días para acá, se me hace difícil la tarea.

Pero, qué es la contención.. La contención es esa especie de cuerda que te trepa por dentro, como si fuera una boa constrictor, y no te deja margen de movimiento cuando sientes por dentro una buena cantidad de energía derivada de un sentimiento. Ya sea alegría o rabia, amor o ira,.. whatever.

No soporto la contención.

Cada vez que siento que esta maldita cuerda empieza a trepar por mis pies, para hacerse nudo alrededor de mi cuerpo, siento que me incendio por dentro, y a base de pura rabia soy capaz de hacerla volar por los aires.

Entonces me pregunto, ¿pero quien dice que me tenga que contener?

Pues mira, te lo voy a explicar (me digo a mi misma).. Toda la vida has sentido el rechazo de los que te rodeaban, cuando eras capaz de liberar tu energía. “eres demasiado intensa”.. decían.

La foking Word INTENSA

La misma fokin intensidad que llevo rechazando toda mi vida, por imposición de otros. Y ya está bien.

Llevo toda la vida intentando encajar en los niveles de alegría, rabia, ira, enojo, tristeza,… que al parecer son tolerables para la sociedad. Y de un tiempo a esta parte, a la única conclusión a la que soy capaz de llegar es que esos son los niveles que ellos pueden soportar. Digo ellos entendiendo “sociedad que me rodea… personas con las que interactuo”.. Pero ¿sabes qué?.. yo no soy la que tengo que lidiar con sus límites.. Yo no tengo que poner un límite donde no creo que lo necesite,  para ser aceptada.

Y hasta aquí.

Soy intensa. Mucho. Si estoy contenta, siento que me ha tocado la lotería. Si quiero, lo hago con la fuerza de los mares. Si estoy triste, siento que me muero en breve. Si estoy enfadada, no puedo estar un poquito enfadada, siento el enfado como si tuviera que reunir tropas y declarar la guerra, o ir arrasando todo, directamente.

No soy tibia, no soy a medias. No digo que esté bien. Digo que es mi naturaleza.

Y no es “yo soy así” y no voy a cambiar. Digo que es mi naturaleza, como mi pelo rizado o mis ojos claros.. Esto es lo que soy. Y además, nadie más que yo, tiene que lidiar con estos estados, entonces ¿cuál es la cosa de querer que nos contengamos?

No logro entenderlo, aunque empiezo a creer que estamos tan viciados de comparación, que el otro siente que le agredes si te sales de sus límites. Lo que pasa, es que yo, mis límites los tengo claros, y no voy a estar en esta vida, andando de puntillas.

Hubo una época en la que me metieron en la cabeza que lo mejor era estar sin estar, ser invisible, que nadie supiera que estás ahí, pero que todo esté hecho. Y ya no..

Si te incomoda mi intensidad.. apártate, porque lo que es yo, voy a seguir aumentándola, como el precio de  los fokin megawatios de Endesa.

Me pongo a Katy Perry… and you’re gonna hear me ROAR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.