De plata y batiburrillo

¿Esto es ya la nueva normalidad? ¿O es la segunda ola? ¿O todo es igual pero distinto? ¿O.. same shit, different day?

Mira no sé. No estoy yo muy lúcida para venir aquí a esclarecer el panorama.

No tengo mucho que contar, o para ser más precisa, lo que tengo para contar me da una pereza infinita. Todo septiembre me está dando pereza.

¿A quién le echo la culpa? ¿A Mercurio?

A ver, que estoy haciendo un poquito de dramita,  yatusabesh

La realidad es que estoy en medio de tantas cosas, que estoy buscando desesperadamente el hueco por el que huir, por eso vengo aquí.

Esto siempre ha sido mi lugar de huir, o mi casa de los gritos. Me estaba acordando hoy, de que hace diez años, me la allanaron. Y encima consiguieron que me sintiera culpable de tener voz, y de querer gritar. ¡Habrase visto!

Minuto de reflexión y agradecimiento de que todo eso quedó atrás.

¿Qué de qué estoy huyendo esta vez?

De una reforma, de una mudanza, del inicio del cole, y de un síndrome de la impostora nivel experto.

Ahora mismo quisiera a ese par de gemelos ¿canadienses? Que te reforman la casa mientras tu estás cómodamente intentando seguir con tu vida. Pero ni los gemelos están por aquí, y  me temo que no tengo yo el cash suficiente como para costearlo. Con lo cual, yo elijo, yo mido, yo desmonto, y si me apuras mucho, yo terminaré alicatando la cocina.. (me encomiendo al albañil y que no me lo permita).

Las reformas me dan fatiga. Y las mudanzas no te cuento. Le decía a mi hermana pequeña hoy, que está será mi mudanza 10. Y sé que no será la última, aunque ahora eso no lo voy a pensar, porque si no, ni empiezo.

Pero bueno, ya me recompongo. Tengo mucho avanzado. He hecho un planning de cómo voy a ir llevándome las cosas, y tengo un diagrama de Gantt de cómo se irá haciendo la reforma (que se note ahí la profesión). De momento lo he ido cumpliendo, y me voy a dar una palmadita en la espalda, porque lo que he hecho, ha ido bien. Tengo ya elegido el suelo, las pinturas, y los muebles que tengo que comprar. Todo under control, parece.

Septiembre ya va listo, y hoy empieza el otoño. Los días deberían empezar a ser naranjas, y los árboles empezar a perder sus hojas. Nos conformaremos aquí, con seguir teniendo días de plata.

Un comentario en “De plata y batiburrillo”

  1. Ánimo…no puedo imaginar una mudanza en pleno comienzo del cole, yo soy de tratar de manejar las cosas de una en una y ahora con esto del covid y extremar la higiene estoy sobre-pasada.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.