Va llegando el final

Hoy comienza el verano, dicen los expertos que no tendrá lugar hasta las 8 de la tarde, y como es habitual, según se va acercando el verano, se termina el curso. Así, lo hará también el mío. Tanto el taller municipal, que terminará en Julio, como el taller en Los Retales, del que solo me queda una clase.

La verdad es que llegado este punto, simpre me pasa igual, me da cierta tristeza, porque realmente lo paso muy bien en las clases. Las chicas cosen, dan un poco de lata (algunas más que otras) pero es algo llevadero y hasta con gusto, nos reímos, aprenden, nos tomamos un té.. y aprendo yo también. Y entonces me planteo que el año que viene debería seguir.. Porque se me olvida rápidamente el estrés al que ando sometida los seis o nueve meses que estoy dando clases, y lo mucho que me quejo durante todo este tiempo. Así que este año, diré lo mismo que el anterior: ya se verá en Septiembre como estoy.
La foto, muestra el trabajo de una de mis alumnas. Su primera incursión en un quilt hecho a máquina completamente, y con una ejecución perfecta: Siguiendo un patrón, cortando con cutter, pieceo a máquina, acolchado a máquina, y ha hecho hasta la cinta al bies para el binding.
Fue un kit que compramos (creo que todas) en Chicago en distintos colores, y creo que es la primera que la tiene completamente terminada, el martes andaba cosiendo con puntada invisible el bies por detrás y buscando el sitio apropiado para la etiqueta.
Estoy muy orgullosa del aprendizaje y del interés de esta alumna, sobre todo porque le tengo especial cariño.
Mi trabajo de reparación sobre mí misma parace que está en marcha, y hoy después de casi una semana, me siento menos mustia.

6 opiniones en “Va llegando el final”

  1. hola violeta, enhorabuena para esta alumna. el borde es muy especial y es sorprendente, que tu alumna es principiante, con este labor que ha hecho. claro, tenia buena profesora, no?…;-)))). un abrazo fuerte!

  2. Hola, pues debe ser muy aventajada esa alumna, para ser lo primero le ha quedado precioso,! felicidades a las dos!
    Es normal que al final del curso te encuentres cansada, pero durante el verano seguro que te relajas y coges energía, es bueno cambiar durante un tiempo, saludos

  3. Bueno, yo estoy en la Argentina, y ayer, aquí comenzó el invierno, y con tal motivo no pude menos que reflexionar bastante parecido, pues cada vez que algo termina, por ejemplo el otoño, algo muere, y si uno se detiene a pensar, da pena. Es como cuando desaparece algo, sea positivo o negativo, por ejemplo al morir alguien que en vida fue nuestro adversario, se siente tristeza, pues también se ha ido parte de uno, toda esa energía que empleamos en momentos de lucha que ya ha terminado, definitivamente.
    Uno muere a cada instante que transcurre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *