Todo limpio.. hasta mi aura

El otoño hace ya casi un mes que está entre nosotros, pero aún no había tenido ni las ganas ni el momento de darle la bienvenida como suelo hacerlo. Así que el viernes que por cuestiones varias no me pude ir a mi Cotillo, me puse manos a la obra.

Saqué lo viejo de los armarios, y muchas cosas terminaron en la basura, porque ya no vale la pena seguir guardando.. ¿para qué? ¿va a llegar algún momento en el que, de nuevo estos cachibaches vayan a tener uso??.. Me he propuesto firmemente empezar a tirar, y no acumular que a este paso, tendré treintaytantos (esto forma parte de la terapia también) y sufriré un síndrome de Diógenes agudo. La verdad, es que llegar al contenedor de la basura y soltarlo todo allí, ha sido bastante liberador.. tanto que el sábado por la noche dormí casi doce horas.
Reorganicé, en mi proceso de limpieza de Otoño, mis quilts, y el cuarto de costura, y en medio de todo y de tanto, encontré este: Mi primer Log Cabin. Mi primera incursión en el mundo del patchwork, con una profesora digna de estudio, y sin ni una herramienta… cada tirita está cortada a tijera, y no fue porque no existiera un cutter, simplemente nuestra profe no nos lo dijo nunca. Por todo ello le tengo especial cariño. Pesa como si tuviera mil kilos de tela, por lo tanto cuando el top estaba listo, decidí no ponerle relleno.
Ayer, después de tener un finde de limpieza.. me tocaba limpiarme yo, que últimamente el aura se me ensucia con mucha facilidad.. y no hay nada que el Atlántico no se lleve.
PD1: Ya casi lo tengo controlado, y tengo que agradecer la inestimable ayuda que ha sido leer Sexualmente de Nuria Roca, que dice que a los 30 las mujeres estamos en una época increíble.

11 opiniones en “Todo limpio.. hasta mi aura”

  1. Yo me siento como tu de bien cuando hago limpìeza en los armarios y me dehago de todo lo que no utilizo. El contenedor no es siempre su detino final, porque hay cosas que son reciclables y reutilizables. Esta tarea la hago al menos una vez al año (en mi casa vivimos 6 personas), termino cansadisima, pero feliz.

  2. a mi me gustaria saber limpiar mi aura..y mis pensamientos…que últimamente los tengo muy turbios y no puedo «ver» con claridad las cosas que pasan a mi alrededor…

  3. Por lo que veo, nos ha dado a todas por limpiarlo todo!!!!

    Estupendo!!!!!!!!!

    Y dí que sí; que a los treinta y unos pocos más, también estamos requetebien!!!!!
    Besos. Any

  4. que bueno que estas bien amiga y haciendo limpieza y recibiendo al otoño y todo eso apenas a nosotros nos dió señales de vida ayer porque los días todavía estaban calurosos pero bueno, ya llegaron los abrigos y todo eso =D estoy contenta por el clima pero bueno me han pasado un monton de cosas guapa ! me da gusto que ya tengas el libro y que podamos comentar ahora tienes que leer el blog de la autora http://cristinariveragarza.blogspot.com en verdad creo que te vas a traumar como yo!

  5. Que passshada de colcha!!! Cuando yo sea profe de patchwork hare cosas asi??? 🙂
    El otoño, la limpieza, el cambio de aura,… si es que todo esta relacionado entre si. Renovarse o morir. A mi tambien me cuesta horrores tirar, deben de ser las reminiscencias de la guerra que mi madre ya instaurao en mis genes antes de yo nacer.
    Por cierto, que si se te ocurre tirar alguna obra de arte de esas, no me importaria que lo hicieras en mi casa…
    Ah! y no se si te he dicho que cuando cumpli treinta una profe estupenda me dijo que entraba en mejor década de mi vida. Despues de eso un amigo me dijo que para el, la mejor era la de los cincuenta… Asi que ya sabes, te quedan todavia unos veinte años para disfrutar…

  6. Halaaa! que maravilla de quilt, o como se llame. El log cabin a mi también me enamoró, a ver si me doy un tirón para hacer algo como lo tuyo…
    lo de la limpieza digo.
    Debe ser reconfortante!

  7. que bueno tu blog, lo acabo de descubrir, me encanta!

    Me gusta muchisimo lo de bruja sin escoba…. y tambien soy bruja.

    Yo cada dos por tres saco todo de la casa y me planteo si lo he usado, si lo voy a usar, si me gusta, si me sirve para algo…..y normalmente lo doy.
    A veces doy cosas a amigas que se que les van a gustar, otras los llevo personalmente a Caritas o los traperos…

    Luego me quedo como una rosa… más ligera de equipaje para vivir, más libre..

    Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *