Sex, the city y demasiado hablar

Se está pasando la semana rápido, ya por fin es viernes.. será el último viernes de agonía, de cargar con los lastres, de no ser oficialmente lo que hace rato que siento ser..
Así las cosas, ando viviendo como en una cuenta atrás, como si todo lo que hago, pienso o digo, fuera lo último que fuera a hacer, a pensar o a decir.. No obstante, dice el terapéuta que así es. Que después de este trance seré otra, por fin cortaré los lazos de unión con esa etapa de mi vida, que vengo tratando de dejar atrás.
Siempre he pensado que cada cosa tiene su lugar y su tiempo, sin duda este es el mío.
Anoche, acompañada por una de las fans más fieles de Carrie Bradshaw, nos fuimos al cine, y disfrutamos de la película. Me gustó, es muy fiel a la serie en la estética, los personajes, los diálogos, la música y por supuesto a los Manolos…, me gustó mucho, al menos a mí.
Llevo varios días que me cuesta identificar mi estado de ánimo, de pronto me mondo de risa, que me desmadejo en llanto. Suerte de estar sola con Troylo, que me ama por encima de todas las cosas, y no me juzga, que a ratos hasta yo lo hago..
Y pienso entonces, en lo fácil que es mi relación con él: Me da mimos, me lame las manos, me hace reir, y cuando me oye llorar viene a darme su patita, y me mira con esos ojos marrones que me dan tranquilidad. Yo a cambio, le rasco detrás de las orejas, lo mantengo desparasitado de pulguillas y otros indeseables, le doy su comida.. y de vez en cuando nos damos un homenaje de jamón con paseo por la playa..
Es fácil mantener una relación así, me pregunto por qué con otra persona me cuesta tanto…
Creo que ya sé, el problema es el lenguaje, las palabras muchas veces, en lugar de aclarar, confunden.

3 opiniones en “Sex, the city y demasiado hablar”

  1. Estoy deseando verla. Es difícil que una serie me enganche, porque apenas si veo la tele. Con ésta fue diferente, desde el primer capítulo me enamoraron y no me perdía ni uno. Sé que no voy a encontrar nada nuevo y por eso precisamente es por lo que deseo ver la película.

    Un beso, guapa.

  2. Es lo que tiene que haya un evento de esa altura en tu vida. Parece que el mundo se acaba al día siguiente…
    Por cierto… recuerdas la conversación que tuvimos justo antes de que llegara la guagua??? Pues si tienes un ratín, después del día D, me tomo una tila contigo y te cuento cómo acaba…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *