Pues, parece que no

..pues no, esta batalla no va a ser la definitiva. Parece que una vez más volví a recuperar espacio, y fuerzas (ya no sé de dónde salen, o sí?) y volví magullada, pero gané.
Y no hizo falta un exorcismo, ni tampoco una batalla cuerpo a cuerpo, ni tampoco someterme a una sesión continua de doce horas de sueño; lo que hizo falta, fue un palet de bloques.
Uno con 60 bloques, de casi 40kg cada uno. Que estuvieran mal colocados, y que cayeran sobre mí a unos 4 metros de altura. Ni estaba tan metida en la batalla, ni estaba tan débil. Estaba atenta, y con el instinto de supervivencia bien afinado (ese que creía que no tenía). Y al escuchar ese sonido extraño tan cerca de mí, y gracias a que mido 1.50m, me lancé dentro de una arqueta, donde mi cuerpito (nunca he agradecido tanto ser tan chica) cupo casi entero.
No tengo ni un rasguño.
A mi alrededor todo destrozos.
Me ha servido para mucho. Sobre todo para entender.
Ahora entiendo, ahora lo veo claro, ahora… ya sé dónde está la batalla, y ahora sé, que contra este gigante, ganaré siempre.
Entre otras cosas, porque me quedan muchos cielos naranjas que ver.

7 opiniones en “Pues, parece que no”

  1. Ups… tengo que leer entre líneas??
    Espero que estés bien, y que lo de la caída sea una metáfora… bloques, arqueta… ¿caída real o sentimental?…
    ¡MUCHOS ÁNIMOS!

  2. sisisi, lo has logrado y por supuesto que si, que te quedan muchos cielos naranjas, muchos cielos azules, mucho sol que brille sobre ti, y sobre todo mucho mar que disfrutar, cuidate mucho

  3. Hola!! yo también llevo tiempo leyéndote porque me encanta tu blog, y sea lo que sea, no te quepa duda de que te quedan muchísimos cielos que disfrutar… un besote

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *