Libro 11 (2010): Coraline

Entrada Programada: Sigo durmiendo, aunque a ratos me desvelo y leo.

– Perdóname por favor, ¿Cómo te llamas?. Mira, yo me llamo Coraline.
El gato bostezó cautelosa y prolongadamente, revelando al hacerlo una boca y una lengua de un asombroso color rosa.
– Los gatos no tenemos nombre.
– ¿No?- dudó Coraline.
– No -corroboró el gato-. Vosotros, las personas, tenéis nombres porque no sabéis quienes sois. Nosotros sabemos quiénes somos, por eso no necestiamos nombres.

Se supone que es un cuento de terror para niños,…

No sé, a mí desde luego me aterrorizó.

5 opiniones en “Libro 11 (2010): Coraline”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.