Imaginación en los fogones

Me gusta cocinar. Lo paso bien en los fogones, y aunque siempre me ha movido más el gusto por cocinar para otros, hace ya algún tiempo que disfruto muchísimo cocinando lo que me voy a comer después.

Hoy siento la necesidad de poner por aquí mis últimos descubrimientos culinarios, que me ayudan mucho a mejorar mis platos. En casa comemos verdura cada día, no como a mí me gustaría, pero verdura al fin y al cabo. Yo estoy un poco cansada de la crema, así que voy llenando el plato de tropezones. Hace unos días ojeando el libro de Ottolenghi vi que a una crema de lentejas, proponía añadirle rúcula, ralladura de limón y semillas. Desde entonces he probado a ponerlo en cremas de cualquier tipo, y admite también: cilantro, yogur griego, y cualquier otro brote verde. La verdad es que cambia considerable el plato, mejorándolo muchísimo.

Hace ya dos años que cocino en Crockpot y no puedo estar más contenta. Solo le pongo una pega: el olor. Que claro, todas esas horas, eso cocinándose ahí, oler, pues huele. Esta semana metí toda la verdura que tenia por la nevera (zanahoria, cebolla, habichuelas, y pimientos), y un trozo de carne de vaca, de la que se le dice para componer. Le puse un poco de concentrado de tomate, y un vasito de agua. Y 6 horas a temperatura alta. Lo que salió fue un auténtico espectáculo. Que nos comimos con sémola, y que el resto guardamos para hacer burritos.

He visto por ahí que ahora hablan de MealPrep.. y descubro que soy pionera, porque esto no es más que hacer comida para la semana. En eso, la auténtica jefa es la Sra.Webos. Seguro que todo el mundo sabe de quien hablo, pero por si acaso, vete corriendo a su web. Sus recetas salen siempre, y son recetas de toda la vida, de una cocina de familia, aunque no sean más que dos miembros, como en mi caso.  Las medias noches de su página, ya son un clásico en nuestra cocina. En un libro de Ibán Yarza, leí que el truco de estas masas, para que duraran tiernas más tiempo, era darles poco fuego. Y con esta masa eso se cumple al completo. Sigo el tiempo exacto que dice la receta y las saco del horno. Lo mejor es que congelan estupendamente. Te las haces, y tienes desayunos o meriendas resueltas durante un tiempo. Las saco uno diez  o quince minutos antes de comerlas, y luego si me apetecen calentitas, les doy diez segundos en el micro. La masa es un espectáculo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *