El tema tiene cola

Suceden las cosas de cierta forma, que uno no atina ni siquiera a poder pensar en qué o cómo se está viendo afectada por las mismas. Hay ciertos temas que vuelven a mi cabeza de forma recurrente, ayer, hace unos años, y parece que de nuevo hoy.
Es sabido por todos los que me conocen, la facilidad que tengo para “flipar” con algo que de pronto despierta mi curiosidad, o mi pasión.
Desde hace dos semanas ando de perreta con Pedro Salinas. Sus poemas me entusiasmaron, y esto me llevó a querer saber más sobre él.
Mi bipolaridad me lleva a andar en una lucha constante de mí conmigo, sobre el amor, sus vivencias y sus consecuencias. Así que dar con Pedro es como abrir el campo de batalla a la guerra de los ocho siglos.
Breve resumen de mi último descubrimiento: Pedro-poeta-profesor-marido, conoce a Katherine-estudiante-escritora-jovencita. Nace el amor, escondido, clandestino, pero tierno apasionado y recubierto de poesía. Pasa el tiempo, y Katherine decide no continuar dándole respuesta al amor-mundo-realidad que Pedro quiso fabricar.
Este libro, que anoche llegó a mis manos, y que casi me hace convulsionar de emoción, es el epistolario de Pedro hacia Katherine. Que se va a convertir en mi libro de cabecera durante muchísimo tiempo, no sorprende a nadie.
No sé qué voy a descubrir, pero sí sé, que Pedro fue otro que inventó una realidad según su necesidad.

Un comentario en “El tema tiene cola”

  1. Me quedo por tu espacio, que bello y acogedor..

    Te enlazo en mi blog de poemas, así podre visitarte con mucho mas frecuencia..

    Un agrado inmenso de verdad pasearme por tu blog..

    Un abrazo
    Saludos fraternos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *