Cambiando esquemas

El primer fin de semana de frío, de un poco de lluvia y algo más de viento, con un mar azul plata que parece que me hipnotiza y me deja sumida en una tranquilidad que pocas cosas a día de hoy pueden darme.
Un fin de semana así no podría dar otro resultado que mucha lana tejida.

Mis primeros calcetines terminados. Hace tanto tiempo que quería aprender que ya ni me acuerdo, y la satisfacción y el placer de verlos sobre mis pies se me hace difícil de explicar.
Envuelta entre quilts a medio acolchar, lana a medio tejer, y altas dosis de té rojo, he pasado dos días en completa soledad.. sin contar a Troylo claro, que está tan pegado a mí, que llegado a este punto, casi forma parte de mi persona. Soledad que necesitaba para procesar la semana multicultural que pasé: danza del vientre, teatro, costura, conferencias, mercadillos…
De ahí estas botas tan chulas, hechas con lana enfieltrada por una artesana local, me quedé completamente enamorada de ellas. Hace desde adornos hasta gorros, pasando por zapatos, bolsos, cojines…
Y mi cabeza trantando de convertirse en esponja, para no perder nada. Las ideas siguen fluyendo, y ya la angustia por resolver cuestiones que no están en mi mano ha ido desapareciendo. Creo que sin pretenderlo me estoy haciendo budista.
Vuelvo a tener ojos de niña, y parece que todo a mi alrededor me afecta, me fascina o simplemente me horroriza.. pero nada me deja impasible…. Y los libros, para no variar, hacen estremecer mis cimientos, y obligarme a establecer una nueva hoja de ruta.

7 opiniones en “Cambiando esquemas”

  1. estan padrísimos los calcetines y las botitas también me han encantado jejeje comoe stas violeta?? yo pues reinventando el proyecto de trovando pero ya te contaré!!! porque hay chisme de tras de todo esto!! saludotes 😉

  2. Bueno, bueno… menudos calcetines!!! Al final las claes de Lamone te han servido de mucho, por lo que veo…
    Y bueno, las botas… QUE COSA MÁS CHULA!!!!!!!!!!!! Me encantan. El color es precioso y la forma graciosísima; además tienen el aspecto perfecto para estar en casita. Conclusión: vas a parecer un duende!!!
    En La Palma hay una alemana que también hace cosas de ese estilo y a mi me alucina. La próxima vez que me de un salto a Fuerte, me tienes que llevar a ver las cositas que hace y… palabra que yo te llevaré a Puntagorda a ver a la alemanapalmera que las hace allá.
    Por cierto… gracias por la felicitación de cumple. Sabes que ayer me acordé mucho de ti?? La verdad es que fue un día algo gris. Pero bueno, qué le vamos a hacer, como decía el Cifu «los días azules pronto llegarán»…
    Ah! y aún no he tenido tiempo de desmigajar a Isma, pero estoy en ello. Ya te contaré…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *