Yo porteo, yo concilio

Cuando empecé a leer libros de crianza, me topé con ese desconocido concepto para nuestra sociedad: la conciliación familiar.
Profundicé en él, y de entrada, lo puse en mi lista mental de conceptos utópicos.
Hoy, tengo que devolver este concepto a una posición especial.
Soy ingeniera autónoma. Lo que hasta ahora me ha dado algunos quebraderos de cabeza y muchos ajustes de cinturón, pero hoy, me ha dado la posibilidad de reconciliarme con el mundo.
Desde que me quedé embarazada, sabía que volver al trabajo de forma normal iba a ser difícil, no ya por el cambio de vida que me acontecía, sino por la situación de empleo general. De forma que automáticamente me puse en modo ahorrador, y me conciencié de que estaría de «año sabático» un tiempo indefinido, que seguramente iba a ser más de un año.
La mariposita tiene ya 10 meses, y aunque la situación sigue siendo tremendamente desoladora, yo he tenido la gran suerte de que mi teléfono suene para reclamar mis servicios.
Al trabajar en casa, tengo la posibilidad de combinar mis horarios de producción con las siestas de la niña, y al salir a hacer mediciones me la cuelgo en el sling y allá vamos.
En contra de lo que pensaba inicialmente, he encontrado mucho apoyo en los clientes. Nadie pone mala cara, nadie «juzga» mi forma de portear y trabajar, y nadie duda de mi profesionalidad porque vaya con la niña colgada. Mi trabajo y mi profesión me dan la posibilidad de hacerlo. Es curioso el hecho de que la mayoría de las personas que juzgan el porteo, el colecho, la lactancia más allá de los 6 meses, son otras mamás.. Es curioso y un poco triste, pero yo hoy estoy contenta, mucho, porque yo tengo la gran suerte de conciliar vida familiar con vida profesional.

13 opiniones en “Yo porteo, yo concilio”

  1. Ya te vale!!!!! Como es que tremendo notición no se me había sido comunicado ipso facto????
    FELICIDADES!!!!! Que orgullo para la tribu de las portadoras… :)))
    Amenazo con llamarte mañana para que me cuentes los detalles escabrosos…

  2. Cuánto me alegro por las 2!!!!! la mayoría no podemos hacerlo. Yo he probado ayer a salir con la peque colgada con un fular q me han prestado y la experiencia ha sido genial, eso sí yo tengo q relajarme un poco…porque llevaba los brazos como si se me fuera a caer y he llegado a casa un poco cansada, algún consejo?

  3. ya sabes lo que pienso, además creo que quizás las mamás que critican el porteo es porque "tenemos" muchísima envidia que nuestros hijos ya sean tan mayores que no nos quepan en "el bolso"
    Os quiero 😉

  4. En estos días que corren debes sentirte una afortunada y por ello te felicito de corazón.

    Sin duda la lactancia es algo maravilloso como tú tantas veces nos has comentado tanto para la conexión mamá-bebé como para la salud presente y futura de los pequeños.
    Como anécdota puedo decirte que tengo una vecina que el hijo llegaba de jugar a fútbol con los amigos con 5 años mas o menos y merendaba "teta"… imagínate.

    Un beso grande 🙂

  5. Pues yo no me muero de envidia porque seas autonoma, que yo también lo soy y se lo que és.

    Ni porque puedes trabajar desde casa y cuidarla a la vez, porque cuánto se complica a medida que crecen.

    Ni porque te la puedas llevar a trabajar colgadita en su sling, yo también lo he hecho, y tiene su parte buena, sí, pero también tiene su trabajo tomar medidas con un bebecito que te "roba" el boligrafo o te dobla la libreta…

    Pero lo que me da realmente envidia es que te suene el telefono, porque mi niña ya tiene 15 meses y en arquitectura nadie llama para encargar-me nada de nada. 🙁

    pd: perdoname por usar tu post para llorerle un poquito al mundo.

    En realidad me haría muy feliz poder leer más post de mamas que consiguen conciliar tan bien como tú. Felicidades!

  6. Pues qué suerte, me alegro por ti, yo creo que la dirección debe ir en trabajar en casa cuando realmente no se requiere estar en una oficina….porque las mujeres podemos hacer varias cosas a la vez.

  7. OLE!!! Felicidades por encontrar el equilibrio, ser madre es maravilloso (yo tengo un monstruito y una princesita!!) y es la mejor experiencia con diferencia, si además uniera (que en mi caso no es posible) un trabajo a mi vida, ya sería "la pera limonera" (frase de mi megapetarda!!!). Un abrazo. Pilar.

  8. Olé ahí! Te entiendo perfectamente, yo trabajé durante el embarazo y luego me dediqué a criar a Sarah, (19 meses ya), ahora estoy reincorporándome, aunque por mi trabajo no la puedo llevar, pero puedo decir orgullosa que la estoy disfrutando al máximo y la infancia de nuestros hijos pasa muy deprisa y ya tendremos toda la vida para trabajar. Mientras nos lo podamos compaginar perfecto, pero aún queda mucho trabajo por hacer para que la palabra "Conciliación" no suene utópica…
    Saludos y enhorabuena por el blog!
    Pili
    http://5minutosparati.blogspot.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *