Versos 1385-1406

La forma de querer tú
es dejarme que te quiera.

El sí con que te me rindes
es el silencio. Tus besos
son ofrecerme los labios
para que los bese yo.

Jamás palabras, abrazos,
me dirán que tú existías,
que me quisiste, jamás.

Me lo dicen hojas blancas,
mapas, augurios, teléfonos;
tú no.

Y estoy abrazado a ti
sin preguntarte, de miedo

a que no sea verdad
que tú vives y me quieres.
Y estoy abrazado a ti
sin mirar y sin tocarte.
No vaya a ser que descubra
con preguntas, con caricias,
esa soledad inmensa
de quererte sólo yo.

La voz a tí debida (Versos 1385-1406)/Pedro Salinas

La inmensa soledad…. como la aceituna que se queda sola,
apartada,
en el plato.

Un comentario en “Versos 1385-1406”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *