Tanto que aprender…

Esta semana pasada, he sido un poco barco a la deriva en medio del oleaje, porque he ido dejando que pasara la semana sin hacer mucho ruido, no fuera que provocase en mí el hundimiento. No obsatante, he procurado cerrar la boca, para no tragar mucha agua, y abrir bien los ojos para no perderme lo que había a mi alrededor.
Después de llegar a tierra, sin trabucar, tengo imagenes en la retina que me hacen pensar.. ya sé que muchas veces esto no es muy recomendable, lo de pensar tanto, digo, pero supongo que en mí es inevitable.
Hay mucha gente a la que admiro, a la que estimo, a la que tomo como referente, pero esta semana, han sido tres personas las que me han hecho maniobrar contra la marea, para procurar la orilla.

MyGirlfriend: Porque aunque ella no lo sabe, está destinada a hacerse cargo de lo que tiene entre manos. Porque aprendo de ella cada día, aunque me diga lo que no quiero oir, y porque me hace reír muchísimo con sus opiniones sobre todo lo que le pasa al día. Pero sobre todo, porque cada una de estas opiniones no se las calla.
Pao-mon amour: Porque es más fuerte de lo que ella piensa, porque a pesar de tener una historia para dejar con la boca abierta, es capaz de darle distancia y contarla como si le pasara a otro, poniéndole acento canarión, y llamándote Fefa para contártelo. Porque después de una cena, he entendido su necesidad por tener algo suyo, por eso creo que es el momento de ponerle forma al sueño, y la apoyo hasta la muerte.
La mami: Porque es el ejemplo vivo de que con tesón y deseo todo llega. Porque me enseña que cuando uno quiere una cosa de verdad, tiene que luchar por ella, y entonces el Universo conjura a tu favor, aunque a veces la paciencia juegue malas pasadas. Porque desde que llegó el sobri, está más guapa si era posible, y eso solo puede ser el fiel reflejo de la felicidad que tiene.

7 opiniones en “Tanto que aprender…”

  1. Violetazul, si vives con la misma intensidad que escribes, eres un ser afortunado, y yo todavía más afortunada por poder leerte.

    Gracias por recordarnos con cada post la belleza de la palabra.

  2. Lo mejor del camino es contar con compañía al hacerlo. Aunque a veces tengamos la tentación de pensarlo, no estamos solos, hay mucha gente que hace el camino con nosotros, a pesar de que no los veamos tan a menudo como deseáramos…

  3. Sabes quien eres, y eso es un gran consuelo para el espíritu, aunque sea de culo inquieto como el tuyo. Arriba esa cabecita, no te me hundas antes de tiempo.
    Ayer soñé con tu playa. habían cometas volando, y el cielo se confundía con el mar. Lo ves?

  4. qué bien contar con gente que agarre bien fuerte el timón cuando nosotros no tenemos fuerza…

    espero que a partir de ya haya tomado otro color el mar…

    mil besos desde madrid

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *