Surcando la mar

Carlos Chaouen dice en una de sus increíbles canciones, que tiene la piel como navaja de reyerta..
No sé bien qué quiere decir, o qué quiso decir.. Yo empleo esa frase cuando me siento tan sensible, que cualquier cosa me hace detonar.
Así estoy en estos días, y son varias las cosas que me han llevado a este estado.. También son varias las cosas que hacen que no pueda recuperarme del mismo.

ElPatrón, se ha hecho de nuevo a la mar .

Tengo muchos años de experiencia en ello. Casi tantos como los que tengo. Sin embargo, ahora se hace tremendamente duro de asimilar, asumir, y aceptar.
Tener que mirar al cielo, a la mar, y otear el horizonte, es una práctica que ya había perdido conscientemente. Eran conocimientos que decidí perder, porque estaba casi segura de que nunca más los iba a tener que utilizar.
He tenido que desempolvarlos, y volver a hacer uso de ellos.
Hemos vuelto a la rutina silenciosa, de las llamadas a última hora de la tarde, entre ElGurú, LaBajista, LaPeque, y mamá. Y no es fácil… A mí no me resulta fácil.

… Y a esto siempre viene unido, el miedo, que ahora con los años, es más fuerte, y más poderoso.

3 opiniones en “Surcando la mar”

  1. Asúmelo, la cabra siempre tira al monte, sino no sería cabra.. ahí está su felicidad, en navegar, en descubrir… en obrar, laborar trabajar…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *