Odio tener razón

En estos días estoy librando una dura batalla contra mí misma. Contra lo que siento, lo que quiero y lo que debo hacer.
Las conversaciones tienen lugar cada día, y lejos de aclarar puntos, parece que todo se enrolla aún más.
Tomo posición de la tribuna y expongo de la manera más clara las conclusiones a las que he llegado, esperando y deseando encontrarme un buen luchador en frente, que luche con las mismas ganas que yo por lo que estamos debatiendo.
Lejos de eso, encuentro un contrincante que me escucha, que medita cada palabra que digo, incluso el tono. Se queda pensando, y al cabo de un rato del término de mi discurso, sintiendo que me mira a los ojos, me dice que sí que efectivamente tengo razón.
Odio tener razón en estos casos.
Quiero encontrar en frente a un igual que me discuta, y que me intente convencer de que lo que digo no es cierto, que no tiene base.. pero no, lo que encuentro es una persona cuya opinión frente a una situación es igual a la mía.
Incluso le parece bien mi plan de actuación.
Maldita la hora en que se me ocurrió, y maldito el momento en el que lo expuse.

8 opiniones en “Odio tener razón”

  1. Igual tienes la razón o él no quiere debatir contigo… pero creeme que no siempre es bueno tener contrincantes

    Y si, el cochino Blogger está fallando a mi tampoco me dejaba publicar!

    Abrazotes y besos desde mi ciudad inundada

  2. El tremendo fallo es tener que discutirlo todo, cuando a estas alturas de la vida ya se sabe el camino exacto hacia la verdad, la discusión sin sentido no lleva a ningún sitio.. y eso lo sabemos todos muy bien.

    Con respecto a buscar la pareja ideal, yo no buscaría a un contrincate con quien enfrentarme, mas bién buscaría a un aliado con quien compartir.

    Uhh me he pasado..

  3. Querida Violeta, te digo algo de corazón y es que no es lo mismo “tener la razón” que ESTAR DE ACUERDO.
    Si planteas el problema y la otra persona dice: “estoy de acuerdo”, eso implica que hay dos.
    Si planteas el problema y la otra persona dice: “Tienes razón” eso implica que hay uno.
    Discutir sólo debe servir para llegar a un consenso, dar la razón vale cero céntimos. Estar de acuerdo, vale lo que uno vale y lo que la otra persona.
    Pero es más difícil estar de acuerdo y más fácil dar algo que no vale nada, “la razón”.
    Si te dice que está de acuerdo, es porque tiene la misma idea que tu acerca de algo el mismo proyecto, las mismas ganas.
    Si te dice que tienes la razón. Te está dando aire.
    Estar de acuerdo es como abrazarse.
    Dar la razón es como despedirse con la mano.

    ¿Estamos de acuerdo?
    Podemos responder sí o no, pero a eso sí que tenemos derecho.

    ¿Estamos de acuerdo?

    Un abrazo fuerte.

    http://www.heliodoro.bitacoras.com

    http://s12.bitefight.es/c.php?uid=69492

    Heliodoro Rodríguez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *