Notas sueltas

– Estoy leyendo a Stieg Larsson. Me ha costado casi 250 páginas, engancharme al libro y aún creo que no lo he hecho del todo. He tenido que leer algunas páginas que me han sido totalmente desagradables. Será que soy extremadamente impresionable.

– Estoy tejiendo el Revontuli. Tengo un ovillo prácticamente gastado, y 7 filas de agujeros. Tengo ganas de acabarlo. En mi cabeza se amontonan muchos proyectos nuevos que intentar. Será que soy mentalmente hiperactiva.

– Tengo que ponerme las botas y coger el metro, pero no tengo ganas de medir nada hoy. Las obligaciones me dejan inmóvil.

– Hace rato que estoy buscando un disco nuevo, que me enganche, y no lo encuentro por ningún lado. Será que ya no habrá música que me enganche.

– Hay un paquete viajando desde Granollers a Marpequeña, y no termina de llegar. Me tiene de los nervios. Soy una impaciente.

Pequeñas notas a finales de Julio, que me sirven para tomar contacto terrenal.

7 opiniones en “Notas sueltas”

  1. Tú sola?creo que con este CALORRRRRRRRRR todos tenemos algún problemilla,sin ir mas lejos creo que a mi se me han achicharrao las ideas ufsss.No me apetece ni coser,ni tejer,ni leer y para mi cumple me han regalado los libros de Stieg Larsson,asi que como me pase como a ti lo llevo claro.Un abrazo t ánimo que tu puedes.

  2. Yo estoy leyendo The Stand y ya voy por la 500 y también me tiene enganchada sólo a medias. Confieso que hasta la 250 lo estaba leyendo casi por obligación.

    También tengo mil proyectos en la cabeza que al final nunca soy capaz de finalizar.

    A menudo tengo problemas para encontrar un CD que me apetezca escuchar, pero cuando cojo uno, no lo suelto hasta que casi echa humo.

    Un beso 🙂

    P.D.: mándame un poco de calor, que este cielo es demasiado gris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *