Movimientos extraños en el estómago, y no son mariposas

Tengo la barriga como lavadora en pleno proceso de centrifugado.
No sé hacia donde tira más, si hacia la frustración-desasosiego-desesperación; o hacia la euforia-estrés-nerviosismo.
Sigo sin cobrar un céntimo, y sin tener noticias de cuándo voy a poder tener mis sueldos en mi cuenta.
Mi teléfono sigue mudo.
Jack Johnson tiene nuevo disco, y ya lo estoy disfrutando, vía-Spotify!.
Mañana es el cumple de ElTécnico, y estoy con el culete a dos manos.
Esta noche tengo una salida, a las que no estoy acostumbrada, y estoy asustada.
Estar un viernes de mañana enredada en mis hobbies es interesante.
Estoy esperando a alguien de Seur, para que me traiga mi nuevo aparatito telefónico.
No saber qué va a pasar con mi antigua situación laboral me angustia.
Esta semana me encontré con MiCantautorFavorito, y tengo una mezcla de sentimientos.
Hace muchísimo calor, y yo sigo con el culete a dos manos, enredada en algo que da más calor.
MiRoommate ha comprado hielo, y estamos refrescándonos con Earl Gray.
Mi estado de ánimo bascula… una vez más.

2 opiniones en “Movimientos extraños en el estómago, y no son mariposas”

  1. Neniiiiiiiiiii… que stress!!!
    El tema del cobro me parece indignante :S, malajeeeee de gente!

    El técnico tendrá regalito hecho a mano??? quiero sabeeeeeeeeer 🙂

    Las vecinitas quedarán un día para una coca.cola?

    FELIZ FINDE CALUROSIN
    Un beso

  2. A ver si se van solucionando poco a poco las cosas (sobre todo lo del sueldo, que conlleva muchas cosas) y te quitas todas esas preocupaciones.

    No tengo prisa con los patucos, hasta después de verano no empezaré, gracias!!

    un beso Violetazul, que vaya bien el finde!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.