Mi terraza es un huerto, que con mis uñas pintadas, cuido con esmero


Todo empezó en Enero, cuando a LaBajista le regalaron un kit completo para cultivar tomates cherry.
Su piso, conforma un ambiente super ideal para todo lo que planta (la envidia crece por momentos). Asi que después de que le hubieran germinado tooooodas las semillas, empezó a repartir plantitas porque en casa no le cabían.
De esta forma llegaron a mis manos, cuatro tomateras. Yo, no cabía en mí de gozo.
Siempre me han gustado las plantas, y siempre he pensado que quería tener un huerto.
Si algo he aprendido en estos últimos meses, es que no dejes “para cuando….” lo que puedes tener-acomodar-conseguir hoy.
En mi minipiso tengo una terraza de aproximadamente 1×2,5m, donde está el termo, la lavadora, la secadora, el cubo de la fregona, el cepillo, la mopa, y una caja de agua con gas. Y desde este mes, también hay un huerto, previa partida de Tetris en 3D.
He sufrido un ataque incontrolable de jardinería, y me he puesto a plantar pimientos, rábanos, melisa… He trasplantado una violeta (aquella que me acompaña hace ya tres años!), y ya el colmo: he trasplantado la orquidea que me regalaron cuando trabajaba en El Mirador.
Para mi asombro, y después de 20 días de cuidados, lecturas, atenciones, y mucho tiempo contemplativo, puedo decir que no solo sigue todo con vida, sino que además empiezan a dar frutos!
Los tomates han crecido casi el doble de como llegaron a casa y ya tienen flores, los pimientos y los rábanos están creciendo progresivamente. Y lo más emocionante, y el ojito derecho de mi huerto, mis mandarinas!!!. Planté una sola semilla de mandarina, y ahí está, creciendo!!!
No pensé que andar entre tierra y semillas, me fuera a reportar tanta tranquilidad y alegría.
En estos días, aparte de hacer de jardinera, me he cuidado las uñas, y me las he pintado de colores impensables. He descubierto los esmaltes   Flormar, que son los esmaltes más duraderos que he probado nunca, y que tienen una gama de color super amplia. Me declaro megafan.
Y aquí sigo, pintándome las uñas, y cuidando de mis tomates.

4 opiniones en “Mi terraza es un huerto, que con mis uñas pintadas, cuido con esmero”

  1. Te felicito por tu huerto…yo tuve mi época de jardinera cuando me mudé de casa ,pero en vista de que se me morían las pobres plantas y de que cuando sales de viaje la gente que te las cuida no lo hace tan bien como uno quisiera he pasado un poco y ahora solo tengo las que han sobrevivido y que no son muchas ,la verdad,pero siempre me han encantado y envidio a la gente que tiene mano para ellas.Te deseo que tu pequeño huerto siga tan lindo y te de muchas alegrías y frutos.
    besos desde la Isla de Enfrente.

  2. En casa también tenemos huerto, el nuestro lo tenemos en la azotea y está compuesto por pimientos lechugas. Un años sembramos tomates pero necesitaban demasiada agua así que solo lo sembramos aquel año.
    Cuando empiezas a recoger lo que siembras da una satisfacción que solo los que lo hacemos experimentamos. a que si???

    Por cierto las uñas son totales, me gustan esos colores llamativos e increibles!!!
    Te quedan perfectas!!

    Un besito 😀

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *