Mejor hablemos de la imprescindible superficialidad

Ante tal descontrol testosterónico en este estrés tan mal llevado por determinados personajes de mi círculo laboral, me entretengo haciendo una lista de los mimos que me voy a auto-proporcionar el jueves por la tarde, para la BigOpening y estar estupenda, mimada y resplandeciente.
Semejantes cuidados vienen siempre ayudados por mis básicos del gran mundo de la cosmética.
Pongo en antecedentes que soy una completa adicta a cualquier potingue cremoso y que huela bien. De un tiempo a esta parte, estoy completamente abducida por las mantecas para el cuerpo, que por supuesto requieren post aparte.
Soy bastante metódica, y mi rutina desde hace años, es siempre la misma.
En la cara crema hidratante día y noche (ya sé que ante mi edad, debería cambiar la hidratante por la nutritiva, en la noche, pero eso sería asumir la aplastante realidad, y lo siento, aún no estoy lista); y contorno de ojos, también dos veces al día.

Y para el cuerpo tengo una mini-selección, que depende del momento psicológico, del tiempo y de las ganas que tenga para dedicarme a la labor de hidratarme.
Y con esto, tiempo y ganas, me mimo cada día, por fuera… que para dentro tengo otras caricias.

6 opiniones en “Mejor hablemos de la imprescindible superficialidad”

  1. Guapisisima que vas a estar para el gran día!!!!
    Y de la jungla ya te hablare yo cuando nos veamos, que por cierto, no se cuando será… a este ritmo en un bis a bis en el trullo (que por cierto, no se como se escribe correctamente).
    El pedido rapidísimo, 4 días!!!! menos mal que tengo alegrias laneras, chica.

  2. Sigues escribiendo y eso me da mucho gusto! yo etoy tomandome un receso literario porque tanta investigacación de la tésis me ha saciado entonces vengo a descansar un poco con sus letras 🙂 amiga como estas te he extrañado tanto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *