Me tocó!

Los domingos en Casa Suecia empiezan a sentar tradición.
La saturación de las arterias a base de desayuno inglés es el segundo paso.
Dos cafés y una botella de agua con gas.
Una compañía inmejorable.
Agujas, lanas, patrones, y una conversación que va desde la Teoría de cuerdas hasta los nuevos esmaltes de uñas de Mercamoma, pasando por el intercambio de recetas en la cocina
y nuevas instrucciones para sobrevivir.
Encontrar a alguien con quien hablar o callar, dependiendo del momento,
reír o llorar, dependiendo de las circunstancias,
disfrutar de un café, o de un vaso de agua,
es una lotería..
Y yo, he tenido la suerte de ser premiada con el premio gordo.
Oye!, gracias por tantos y tantas cosas.
Mis neuronas contigo, hacen sinapsis completas!

8 opiniones en “Me tocó!”

  1. Es una suerte que hayas encontrado a una amiga así. Yo también tengo esa suerte, pero la diferencia es que estamos bastante lejos…

    Un besito… ¡me ha encantado volver a leerte!

  2. Ohhhhhh!!!!! hasta la lagrimilla se me escapa, que soy una ñoñita!!!
    En los juegos de azar nunca tengo suerte, pero en la vida, ja! estoy teniendo la fortuna de estar muy bien acompañada.
    Gracias por los desayunos domingueros, por los ratos de salmorejo, por escucharme, por compartir alegrias y penas y por darme tan buenas lecciones!!!
    Tu si que eres el premio gordo para los que eliges tener a tu lado.
    Besos.

  3. A mi se me escapó la lagrimilla, entre otras cosas porque lo echo de menos jo …
    ¡que quiero ir a verlas!
    haganme un hueco un domingo de estos jis jis jis
    SIONA

  4. Monaaa, da gusto leerte. En cada palabra, en cada frase vuleves a estar de nuevo presente.La violeta que yo conozco, "mi mona" vuelve a dejarse entrever. me gusta.
    Solo me cabe una duda, la compañia millonaria de la que hablamos, es masculina o femenina?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *