La tarea del sábado

Después de un desayuno en El Goloso, y en espera de que el viento amaine, y Lorenzo se haga más presente, no conozco mejor manera de pasar el tiempo, que atrincherarme en mi cama del Apartamento nº 4, rodeada de la mejor artillería. Este sábado va a dar para mucho.

4 opiniones en “La tarea del sábado”

  1. pues sí que se parece nuestro sábado, sí

    y no está mal, no, lo malo es que yo después de pasar toda la mañana vagueando ‘aburrida’, ya empiezo a estar cansada…

    milmillonesdebesosdesábado

    pd. tengo que empezar a pasarme por aquí más a menudo, aunque sea en contra de la rutina que se instala en nuestras vidas sin remedio… quizás así pudiera tomar nota de Troylo y emigrar a un lugar más fresquito de la casa para dormir o ir buscando uno de esos cajones de doble fondo que tú tienes para meter las cosas de las que quiero olvidarme…

    milmillonesdebesosmás

  2. Por aquí tampoco se digna a salir mucho el Sr. Lorenzo y el Sr. Viento nos acompaña a todas horas y en todo momento. Hasta es extraño cuando no se le escucha…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.