En un paraíso particular

Casi veinte días sin poder pasar por aquí y contar todo lo que me pasa. Que a veces parece mucho, otras veces casi nada, y a ratos episodios dignos de cualquier película de Woody Allen.

Puse los pies en un aeropuerto, y de ahí en otros… Tengo en mi mochila muchas horas de aeropuerto, muchas horas de vuelo, y muchas horas de pensamiento incansable.

Desde el otro lado del Atlántico, parece que se me aclararon las ideas, y desde la distancia he podido valorar muchas cosas que desde cerca soy incapaz de hacerlo.
La Feria (International Quilt Festival – Chicago 2007) fue como la recordaba. Llena de quilts maravillosos, y de pasillos repletos de stands con cosas a la venta. La maleta de vuelta pesaba casi tres veces más!.

Nuestra visita a la Feria, estuvo acompañada por otras visitas más, a otros mini paraísos quilteros: Joann’s, Michaels, Hobby Lobby…
Para nosotras, que aquí poco podemos acceder a espacios como estos, llegar ahí y ver tantas yardas de tela junta es como llegar al paraíso.

Y si no, miren las fotos.

Como siempre, yo me fui acompañada de mi IPOD, y he resucitado algunos temas que me encantan, y que casi ni recordaba..
Terry,
con su disfraz de muñeca, que por 200 pesetas,
un par de minutos se deja admirar,
Terry, sin ser monarca es princesa,
que se acaricia y se goza, su cuerpo se roza detrás del cristal,
Terry, hace del sexo un negocio,
la noche atrae a los socios,
y a juicio de Pedro comienza a bailar.

Terry/Luis Quintana
Una semana entera levantándome con esta melodía en mi cabeza… Y la satisfacción de poder escucharla en cuanto me sacudía las telarañas.

3 opiniones en “En un paraíso particular”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *