Acabando Junio

Se acabó mi mes de celebración. Una vez más, he podido comprobar que poco a poco se pueden ir cumpliendo las metas.
Junio no ha estado mal, puedo incluso decir que ha estado muy bien.
He cambiado mi lugar de almuerzo, del coche he pasado a un cómodo banquito en el paseo de La Garita. Creo que pronto volveré a cambiar, el banco por la arena, porque los días solo se prestan al baño.
Mi roommate ha dejado el piso temporalmente, hasta octubre. El piso se hace grande, demasiado, y silencioso. Afortunadamente, las promesas de visitas siguen por ahí, espero que se vayan cumpliendo.
Durante este mes he tejido cosas nuevas, rematado cosas viejas, y me he volcado en el Proyecto Secreto #3 (que ya está terminado) y en el Proyecto Secreto #4 (que ya tiene cuerpo).
La lectura está algo parada, y es que también tengo que decir, que le robo horas al sueño, pero al final no las dedico a leer.
Y este fin de semana, tengo una cita: Fuerte me espera.

5 opiniones en “Acabando Junio”

  1. Prueba superada!! Felicidades!!
    Y… por cierto… no me extraña que quieras cambiar el sitio del almuerzo… Aunque a ver si te va a seguir toda la panda de obreros… 😉

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *