Cuando no puedes con el enemigo…..

Mi madre me encomendó a la virgen de Guadalupe

tomé mi guitarra, mis cosas y me fuí rumbo al norte

cruzé la aduana de Guatemala con más miedo que ganas.

Entré recogiendo las musas que dejaron tiradas


Chava Flores, José Alfredo y el mismo Agustín Lara

y con los restos fuí formando un Quién Diría

y una Primera Vez, y estaba Solo

con un Jesús Verbo No Sustantivo en la garganta…

Estaba en México,sin un centavo me sentía un hombre de éxito


México, México,

el destino me pintó el camino

que me trajo hasta aquí…

No sé si fueron los tequilas pero hablé con Negrete


aquella noche en el Tenampa que acabó al otro día

y en División del Norte tomé un taxi que después fue canción…

Estaba tan desesperado esperando su turno


con una ensarta de canciones el Animal Nocturno

y el miedo se convertía en respeto

por cantarles aquí, en la misma tierra

de Manzanero, la Beltrán y Pedro Vargas…

Caminando en la alameda, me platicaba una anciana


«Pedro Infante está vivo, pasa todas las mañanas,»

y es que aquí, lo que se ama nunca muere…


México/Ricardo Arjona
Me quedo con la última frase.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *